Dejanos tu e-mail

para recibir información sobre nuestras actividades
¿Cuánto es cinco más cuatro en número?
Nombre:
E-mail:

Sigla joven
Biblio SIGLA Catálogo Online Ingresar


Insucap

Facebook Sigla

twitter

Contacto

Sociedad de Integración

Gay Lésbica Argentina

Personería Jurídica 59/93 IGJ

Pasaje del Progreso 949 (C1424ATA),
Ciudad Autónoma de
Buenos Aires,
Argentina

Teléfono:
(+ 54 11) 4922 3351

Horarios de Atención:
Sábados de 17 a 21 hs.
En la semana consultar

Tenemos 127 invitados conectado
Situación de los docentes gays y lesbianas Imprimir E-mail

Confederación de Trabajadores de la Educación de la Republica Argentina
Buenos Aires, 22 de Diciembre de 2000

A LA ENTIDAD “SIGLA”
PRESENTE

De mi mayor consideración:

Tengo el agrado de dirigirme a Uds. en representación de la Junta Ejecutiva de CTERA, con la finalidad de solicitarles vuestra colaboración para obtener información sobre la situación Argentina de las/os docentes gays y lésbianas.-
La información requerida está vinculada al hecho de que uno de los aspectos principales de la lucha de CTERA en pro de los derechos humanos es el combate contra la discriminación, que es inaceptable en cualquiera de sus formas.-
En este marco, CTERA se encuentra afiliada a la organización mundial docente denominada I.E. –Internacional de la Educación- y la misma está comprometida también con la promoción y el respeto por la diversidad y rechaza la exclusión social. En línea con este compromiso, el Segundo Congreso Mundial de la IE aprobó una Resolución sobre los Derechos de las/os trabajadores de la educación gays y lésbianas, que se detalla más abajo.-
Ahora bien, en el mes de Julio/2001 en Nepal se realizara el Tercer Congreso Mundial y todas las entidades deberán de presentar un informe, relevante y actualizado, sobre la situación de estas/os trabajadores.-
A través de Internet he accedido a la página de SIGLA y he extraído mucha y valiosa información pero debo profundizar la misma en la especifiedad docente...

Sr. Gerardo Marturet
Secretario Administrativo de CTERA

A continuación se transcribe el informe de SIGLA enviado a CTERA:

Buenos Aires, 23 de diciembre de 2000

Sr. Gerardo Marturet
Secretario Administrativo de CTERA
Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina
S/D

En nombre del Concejo de Responsables de SIGLA y de mí mismo, agradezco a usted, a CTERA y a la Internacional de la Educación (IE) su interés por los derechos humanos y civiles de las minorías de sexualidad no convencional.
Es la primera vez en la historia del movimiento de emancipación homosexual de la Argentina que, en nuestro conocimiento, una entidad sindical docente se preocupa por la discriminación específica que sufrimos los docentes homosexuales en nuestra situación laboral. Por este mero hecho, expreso a usted nuestra admiración y reconocimiento, que le ruego haga extensivas a la IE.
Agradezco asimismo la remisión de la Resolución del Segundo Congreso de la IE, que me resultaba desconocida y que nuestra entidad se hará cargo de difundir en la medida de sus posibilidades.
Lamentando que el corto plazo y la interposición de las fiestas me impidan hacer una investigación y profundización del tema, recurro a mi memoria, conocimiento directo e indirecto y testimonios directos e indirectos para satisfacer su inquietud.

1)Resumen de la situación legal de docentes de sexualidad no convencional

No hay discriminación de derechos contra docentes gays y lesbianas. Hay discriminación de hecho, basada en algunas disposiciones legales y administrativas.
El único docente declaradamente homosexual que es a la vez figura pública de la comunidad de minorías sexuales soy yo mismo, Rafael Freda. Esto es prueba de la persistencia de la discriminación, ya que mi aparición pública en televisión fue en 1987; trece años después, no hay otros maestros o maestras que se presenten públicamente como tales estando al frente de aula. Esto da la medida de la potencia de la discriminación en las escuelas: se mantiene la invisibilización de toda sexualidad no convencional
Las bases legales, aunque no utilizadas, para la discriminación contra las minorías sexuales están en los Estados del Docente de la Ciudad de Buenos Aires y en varios Estatutos del Docente provinciales. En la Ciudad de Buenos Aires el artículo 4to. del Estatuto del Docente Municipal contiene una disposición sobre la “perfecta moral” de los docentes, que puede ser potencialmente ser utilizada contra gays y lesbianas. Dado el compromiso sindical de quien esto firma, que integra la Comisión Directiva de ADEMYS (Asociación Docente de Enseñanza Media y Superior) y el peligro que corren los estatutos, SIGLA no inició legal contra ese artículo. Lo denunció en 1995 a la Comisión de Educación del Honorable Concejo Deliberante, con la profesora Inés Pérez Suárez como presidenta, sin ningún resultado.
En la Provincia de Santa Fe hubo en 1996 un caso de discriminación administrativa. Mónica Salas, interina lesbiana de varios años de desempeño, fue suspendida por el Ministerio de Educación de la Provincia de Santa Fe, y luego de varios exámenes médicos le fue negado el Certificado de Aptitud Sicofísica , a pesar de estar de hecho a frente de curso. Lamentablemente, la docente y su compañera parecen haber cedido síquica y socialmente ante las presiones sociales, y no tenemos noticias de ellas.
En la Ciudad de Buenos Aires el Certificado de Apto Sicofísico de Rafael Héctor Hugo Freda desapareció de su legajo junto con otros varios documentos después de mi aparición en televisión en 1987. Dado mi nivel de exposición y, con posterioridad a las movilizaciones públicas contra la Ley Federal de Educación, mi condición de dirigente sindical, nadie ha tomado acción en contra mía. En el legajo custodiado por la Junta de Clasificación de Escuelas Normales e Institutos debí reemplazar la foja del Apto Sicofísico por certificación de que el original existió.
No existen políticas de ningún tipo, ni sindicales ni administrativas, para promover la inclusión de los derechos de las minorías sexuales en la docencia. La única garantía de igualdad de derechos es el artículo 11mo. de la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires. No hay autoridad de custodia ninguna para ese artículo. La Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires no tiene políticas para la protección de las disposiciones de ese artículo en relación con la docencia.
En el año 1987 inicié sumario administrativo contra la secretaria de la Escuela Normal Nro. 3, por insultarme en un acto escolar por “puto indigno de tocar la bandera”. La directora María de Lorenzis me pidió, con otros colegas, que retirase la denuncia para poder jubilar a la secretaria por estado semidemencial. Accedí. Al año siguiente quedé fuera de la docencia por el manipuleo de vacantes, otorgamiento de suplencias e interinatos consentido por las autoridades en función y facilitado por el caos creado por las sucesivas Leyes de Transferencia, y efectuado por la directora María de Lorenzis y su sucesora,. la directora Mireya Francia.
Ese mismo año 1989 fui despedido de todos mis trabajos dentro y fuera de la docencia por haber liderado una campaña contra el gobierno nacional por negar personería jurídica a la Comunidad Homosexual Argentina. A cambio de no efectuar denuncia contra la arbitrariedad de la directora Mireya Francia, acepté un cargo de tres horas de cátedra en el nivel medio de la Escuela Normal Superior Nro. 3., que me garantizó cobertura médica y mi reingreso a la actividad docente. Mi actitud se fundó en la debilidad de mi posición social, síquica y económica en ese momento.
En el año 1997 la dirigencia de OSPLAD, Obra Social para la Actividad Docente, admitió a mi compañero y conviviente Eduardo Vázquez para su inclusión en el artículo 9no,. Inciso b98 de la Ley de Obras Sociales. El dirigente Ghilini, del Sindicato de Docentes Particulares, SADOP, publicó el 9 de julio de 1997 en el diario Clarín la afirmación de que los docentes homosexuales éramos enfermos, por lo que debíamos ser pasados a tratamiento médico en lugar de estar al frente de curso. No hubo respuesta en su contra de ninguno de los sindicatos docentes, incluido el mío o los que dirigían la OSPLAD.
SADOP Capital ofreció disculpas verbales por la acción de su dirigente nacional, y bajo presión sindical y social debí aceptarlas.
El programa “Caminos de Tiza” desautorizó varias veces mi presencia como dirigente docente o como mero docente.

2) Disposiciones negativas.

Tenemos constancia de la actitud de las Inspecciones de DIEGEP Provincia de Buenos Aires a favor de promover la exclusión de docentes homosexuales. Hay grabación de autoridades importantes de la curia de Buenos Aires y de diversos monseñores promoviendo la exclusión de los docentes homosexuales de las escuelas. Yo mismo fui despedido de la Escuela Secundaria Cristo Rey de Pompeya, vecina al ENET El Plumerillo. La mitad del sistema educativo argentino, dirigida por confesiones religiosas de cualquier denominación, está cerrada a las personas de sexualidad no convencional declarada, bajo la vigencia del Estatuto de Comercio y la convención que declara intocable el ideario de las escuelas de gestión privada. El propio SADOP Capital, varios de cuyos delegados son homosexuales, mantiene silencio sobre el tema para evitar mayores exclusiones, dada la actitud de su propia dirigencia nacional y la de los directivos de las escuelas.

3) Registros de casos

Existen registro de casos individuales, como el mío o el del Profesor Donadío en Provincia de Buenos Aires. No hay modo de efectuar cuantificación, ya que no hay impulso administrativo ni político ni sindical para recoger las denuncias del caso. El INADI, del que formo parte como Consejo Asesor, no registra casos de esta índole, y ni siquiera tiene la palabra “homofobia” como causal de discriminación.
La promoción se hace muy difícil. Los traslados injustificados, como es de su conocimiento, se dan en jurisdicción provincial. Hay casos comprobados de despido y persecución, como el de la docente Salas, pero no están cuantificados. El trato desigual en las condiciones de trabajo es habitual.
En mi caso personal, en los últimos cinco años, a pesar de ocupar el segundo lugar en el listado de mérito (puntaje) de la Escuela Normal Nro. 3, me fueron negados sistemáticamente interinatos y suplencias. Pude admitir esta negación de derechos porque mi situación personal, sindical y económica me aconsejaba efectuar una apreciación costo/beneficio donde pudiese optar por tolerar esta circunstancia como mal menor y reservar fuerzas para temas de mayor trascendencia.
En el corriente año, cercado ya por la situación económica y la disminución de mis posibilidades de defensa en lo personal, político y sindical, puse en autos al director José Luis Delmonte, quien comprometió su palabra de que esta situación no volvería a repetirse. Esa palabra es particularmente valiosa, porque ese mismo director firmó para OSPLAD el formulario en que constaba que Eduardo Alberto Vázquez era mi “cónyuge o pareja de hecho”, lo que fue una valiente actitud y es síntoma de la difícil situación en que viven todos los demás docentes de sexualidad no convencional y yo mismo.
Reiterando nuevamente nuestra satisfacción y agradecimiento por su compromiso con la IE y con la Resolución de Protección de Derechos de los Docentes Homosexuales y Lesbianas, saluda a usted atentamente.

Rafael Héctor Hugo Freda
Presidente de SIGLA
Docente titular Escuela Normal 3

c.c. ADEMYS;Federación de Sindicatos Docentes de Buenos Aires; CTA; CEA; SADOP

Última actualización el Viernes, 23 de Julio de 2010 14:44