Dejanos tu e-mail

para recibir información sobre nuestras actividades
¿Cuánto es cinco más cuatro en número?
Nombre:
E-mail:

Sigla joven
Biblio SIGLA Catálogo Online Ingresar


Insucap

Facebook Sigla

twitter

Contacto

Sociedad de Integración

Gay Lésbica Argentina

Personería Jurídica 59/93 IGJ

Pasaje del Progreso 949 (C1424ATA),
Ciudad Autónoma de
Buenos Aires,
Argentina

Teléfono:
(+ 54 11) 4922 3351

Horarios de Atención:
Sábados de 17 a 21 hs.
En la semana consultar

Tenemos 89 invitados conectado
Sexo entre hombres en el contexto del VIH Imprimir E-mail

Journal of the International AIDS Society 2008, 11:9

Review Received: 17 October 2008Published: 24 December 2008

Sexo entre hombres en el contexto del VIH:

La Conferencia 2008 sobre salud y derechos humanos In Memoriam Jonathan Mann

 

Jorge Saavedra 1, Jose Antonio Izazola-Licea 2 y Chris Beyrer *3

Address: 1 National AIDS Program, (CENSIDA), Mexico City, Mexico, 2 AIDS Financing and Economics Division, Joint United Nations Programme on HIV/AIDS (UNAIDS), Geneva, Switzerland and 3 Center for Public Health and Human Rights, Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health, Baltimore, MD, USA

Email: Jorge Saavedra Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla ; Jose Antonio Izazola-Licea Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla ; Chris Beyrer* -* Corresponding author Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

Resumen

Los gays, bisexuales y otros hombres que tienen sexo con hombres han estado entre las poblaciones más afectadas por el VIH desde que la pandemia de SIDA fue identificada por primera vez en los ochenta. Evidencia de una amplia gama de estudios muestra que estos hombres sigue estado en el más alto riesgo de adquisición de VIH tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo, y que a pesar de tres décadas de evidencia de su vulnerabilidad al VIH, siguen estando subatendidos en cuanto a servicios y subestudiados. Las estrategias de prevención enfocadas en HSH están marcadamente subfinanciadas en la mayoría de los países, lo que conduce a un acceso limitado a los servicios de salud, incluyendo prevención, tratamiento y cuidado. Exploramos la epidemia mundial entre HSH en el 2008, los limitados fondos disponibles mundialmente para responder a estas epidemias, y los contextos y factores de derechos humanos que impulsan la difusión del VIH y limitan la respuesta al VIH para estos hombres.

¿Qué queremos decir con la expresión HSH? HSH es un constructo de los noventa que trata de capturar conducta y no identidad. Fue elaborado para evitar los términos estigmatizantes y culturalmente cargados como gay o bisexual, que no capturan la amplia diversidad de orientaciones, prácticas sexuales, culturas y contextos contextuales en los que se producen las conductas del mismo sexo de los varones, y donde se centran la transmisión del VIH y los riesgos de adquisición. HSH incluye a hombres identificados como gays y a hombres no identificados como gays, a hombres bisexuales y a HSH que se identifican como heterosexuales. También incluye a hombres que se involucran en sexo "situacional" entre hombres, como ocurre en prisiones, escuelas, cuarteles y otros ambientes; e incluye a trabajadores sexuales varones que pueden ser de cualquier orientación pero a menudo están en muy alto riesgo de VIH. HSH puede incluir a algunas personas transgenéricas biológicamente varones, aunque algunas no se identifican como varones. Y HSH incluye un vasto dispositivo de términos tradicionales y locales de todo el mundo, con una enorme diversidad cultural en Asia, África, Latinoamérica y demás regiones. Usamos el término HSH aquí en su más incluyente acepción.

 

Reseña

Epidemiología del VIH entre los HSH

Si bien los contextos culturales y de derechos humanos, así como el prejuicio, las malas concepciones y la ignorancia, son claramente importantes para entender el VIH/SIDA entre los HSH, los riesgos de adquisición y transmisión están fundados en la conducta individual. En el nivel individual hay una cantidad de factores de riesgo conocidos de infección VIH entre HSH. Estos incluyen la relación sexual anal no protegida (RSANP=UAI), donde el riesgo más grande es el RSANP receptiva; una alta frecuencia de parejas varones (>3 por semana); cantidades altas de parejas varones en el curso de vida (>10); y una historia de uso de drogas inyectables (UDI=IDU); hay individuos con riesgo dual HSH y UDI, y los vemos donde las epidemias UDI y HSH se superponen. Hay también evidencia emergencia del rol de drogas no inyectables, especialmente metanfetaminas, que probablemente aumentan los riesgos sexuales para los HSH. En los Estados Unidos, la raza negra/afroamericana está asociada con probabilidades mucho más altas de estar infectado con VIH incluso cuando se hacen controles para factores tales como estatus socioeconómico y nivel educacional [5].

 

seh1

Figura 1. Las infecciones de VIH diagnosticadas recientemente en HSH por país, y año de notificación, 2002-2006. Informe mundial ONUSIDA 2008

 

Las estimaciones de población para HSH en el nivel de países revelan una cantidad de tendencias. La Figura 1 muestra los datos de ONUSIDA de 2002–2006 en tasas de VIH en Europa Occidental y Canadá: las tendencias son generalmente o bien estables o bien en crecimiento [4]. Pero si comparamos las tasas de infección VIH en HSH y las tasas de VIH entre la población general de adultos en edad reproductiva en países selectos de Europa Occidental, vemos que los HSH están en un riesgo mucho más grande de infección de VIH (Figure 2) [4-6]. Estos nivele mucho más altos de prevalencia de VIH entre HSH se ven el Asia Sudoriental (Figura 3) [7-9], y también en Latinoamérica, donde vemos tasas mucho más altas de VIH entre HSH en contraste con los adultos en edad reproductiva en México, Perú y Argentina (Figure 4) [10-12]. Este guión epidemiológico sigue siendo cierto incluso en epidemias generalizadas en la región más afectada por el VIH del mundo, la región subsahariana de África (Figure 5) [13-15]. Las poblaciones de HSH africanos están entre las más ocultas y estigmatizadas en todo el mundo, y los datos son escasos, pero sin embargo, el mismo patrón epidemiológico se repite.

Para explorar más a profundo esta tendencia mundial, Baral et al condujeron una reseña sistemática de la literatura mundial del 2000– 2006 y calcularon las rezones de probabilidades de HSH [odds ratios] comparadas con los adultos en edad reproductiva por región y por prevalencia (Figure 6)[16]. En Latinoamérica los HSH tenían 33 veces más probabilidades de tener infección de VIH; en Asia más de 18 veces y en África, 3.8 veces la probabilidad. Estas razones de probabilidades eran estadísticamente robustas a pesar del hecho de que los datos estaban disponibles solamente en relación con 38 países de ingreso medio y bajo, y venían solamente de 4 estudios africanos. Dondequiera los estudios de prevalencia VIH se han hecho entre HSH aparecen los mismos resultados consistentes. Sin embargo, las respuestas globales no han estado en proporción con estas realidades. Los HSH siguen estando subestudiados, subatendidos, subfinanciados y frecuentemente son ignorados o negados por los gobiernos. Debemos preguntar por qué.

seh02

Figura 2: Tasa de prevalencia 4 países de la Unión Europea: HSH y tasas de prevalencia general en adultos

 

HSH, VIH y Derechos Humanos

Una cantidad de factores que influyen en el riesgo y la vulnerabilidad de los HSH son contextuales: producen impacto en los hombres individuales en modos complejos, pero fundamentalmente son realidades sociales y estructurales. Incluyen violaciones de los derechos humanos, la criminalización de la orientación sexual y de la conducta del mismo sexo, y el estigma social. ONUSIDA ha reconocido que hacer reales los derechos humanos es un componente esencial del éxito en la respuesta al VIH/SDA: "El éxito de largo plazo en responder a la epidemia requerirá avance sostenido en la reducción de las violaciones a los derechos humanos asociadas con ella, incluyendo la inequidad de género, el estigma y la discriminación." Si bien esta aseveración no se enfoca explícitamente en los HSH, ciertamente los incluye.

 

seh3

Figura 3: Prevalencia entre HSH y poblaciones generales en países selectos de Asia Sudoriental.

 

¿Cómo afectan las Limitaciones a los derechos humanos la vulnerabilidad de los HSH a la infección VIH "en la realidad concreta [on the ground]?"

 

Muy obviamente, donde se criminaliza el comportamiento del mismo sexo, los HSH se mantienen ocultos, serán muy cautelosos o rechazarán hacerse un Tes. de VIH, incluso si sienten que lo necesitan, y los que buscan llegar a ellos con servicios, desde condones y lubricantes hasta educación y búsqueda para tratamiento, pueden ser molestados por dar apoyo a actividades ilegales. Un ejemplo reciente es Nepal, donde la policía ha golpeado a trabajadores pares en búsqueda de HSH por intentar distribuir condones. En la situación India también la policía ha usado el hecho de que la conducta del mismo sexo es ilegal para perseguir a los trabajadores de búsqueda de beneficiarios e interrumpir actividades de prevención. Éste es el caso a pesar del hecho de que la Organización Nacional de Control del SIDA de la INDIA [National AIDS Control Organization] (NACO), que recibe sustanciosos fondos del gobierno, ha salido fuertemente en apoyo de las actividades de prevención en HSH. De hecho, NACO has iniciado una demanda legal contra las leyes de sodomía de la India, tomando como base que son una barrera para la prevención del VIH. (Comunicación personal de Sujata Rao (08/ 05/08), jefe de NACO (National AIDS Control Program of India).

Otro ejemplo reciente de homofobia sancionada por el estado con impacto en los programas de VIH para HSH viene de Uganda. En el reciente Encuentro de Implementadores del PEPFAR en Kampala, Uganda, tres activistas LGBT fueron arrestados y acusados mientras hacían una manifestación pacífica pidiendo acceso a servicios de VIH para HSH. El 25 de Julio del 2008 la policía ugandesa arrestó y torturó a uno de los tres (el único hombre) por su continuo llamado en pro de acceso a los servicios de salud [17].

seh4

Figura 4: Prevalencia de VIH entre HSH y poblaciones generales en países africanos selectos.

 

Estos no son incidentes aislados; desafortunadamente, sino ejemplo de la limitación continua de los derechos a la libertad de expresión, privacidad y el derecho de los adultos consintientes a elegir sus parejas de vida y de sexo. La Asociación Internacional de Lesbianas y Gays, [international lesbian and gay association], ILGA, mantiene un sitio web con el estatus de los derechos y protecciones en todo el mundo [18]. Ochenta y seis países del mundo criminalizan el sexo entre hombres adultos consintientes, y más de la mitad de todos los países africanos hacen lo mismo. Nueve estados tienen penas de muerte par alas relaciones homosexuales entre adultos consintientes, incluyendo: Irán, Mauritania, Nigeria, Pakistán, Arabia Saudita, Somalia, Sudan, Emiratos Árabes Unidos, y Yemen (leyes existentes en 2004).

Por ejemplo, en Senegal la ley establece que: "Sin perjuicio de las penas más serias previstas en los párrafos precedentes o por los artículos 320 y 321 de este Código, quien haya cometido un acto impropio o antinatural con una persona del mismo sexo será castigado con prisión de uno a cinco años y una multa de 100,000 a 1,500,000 francos. Si el acto fue cometido con una persona por debajo de los 21 años, siempre se aplicará la máxima pena."

De Senegal es la siguiente comunicación personal a uno de los autores (JS): " Soy un hombre VIH. Aquí en mi país ser gay es contra la ley. Los que somos, como yo, no podemos decirlo abiertamente. Para socializar o conocer otras personas gays o para bailar y estar con nuestros novios necesitamos ir a lugares clandestinos, frecuentemente estos lugares son cerrados por la policía o las autoridades municipales, por tanto cada tres meses tenemos que buscar dónde está el nuevo. Cuando salimos del bar gay clandestino la mayoría de nosotros se separa y toma diferentes caminos a sus casas, para volver a la vida "normal", con nuestras esposas e hijos. El único modo posible de tener una vida socialmente aceptable aquí Senegal es casarse y tener hijos" Comunicación personal con Jorge Saavedra de JOPH, persona que vive con VIH en Dakar (December, 10, 2003).

 

seh5

Figura 5. Prevalencia de VIH entre HSH y poblaciones generales en países africanos selectos.

 

¿Qué se obtiene al comparar estas leyes con los estándares internacionales de derechos humanos? La Convención Internacional para la Erradicación de Todas las Formas de Discriminación Contra las Mujeres The International Convention on the Eradication of All Forms of Discrimination Against Women (CEDAW) afirma que: "Nadie debe ser forzado a casarse contra su voluntad y las personas deben tener el derecho de elegir con quién se casan." Seguramente este derecho básico de elegir el propio cónyuge, que fue Ganado por el movimiento de mujeres, debiera aplicarse igualmente a los hombres, incluyendo cuando su elección es un cónyuge del mismo sexo.

La XVII Conferencia Internacional de SIDA comenzó con la primera marcha internacional contra la homofobia del mundo. Antes de la marcha uno de los autores (JS) alertó a los activistas y al gobierno de Panamá que la marcha pondría en evidencia que Panamá era el único país latinoamericano que seguía criminalizando a la homosexualidad. Esa ley fue cambiada por orden ejecutiva dos días antes de la marcha, con lo que Latinoamérica se volvió la primera región de lo que una vez se llamó el Tercer Mundo que está completamente libre de estas leyes discriminatorias. (Belice y Guyana, aunque son parte del continente Americano, no son países latinos y generalmente se los agrupa como parte del Caribe.)

Como parte de los honores al Dr. Jonathan Mann, que fue pionero del trabajo en entrelazar VIH y derechos humanos, la comunidad de VIH/SIDA necesita enfocar las protecciones de los derechos humanos para los HSH y otras minorías sexuales. El Pacto Internacional sobre Derechos Políticos y Civiles [The International Covenant on Civil and Political Rights] (ICCPR) garantiza derechos humanos" sin distinción de ninguna clase, tal como raza, color, sexo, lenguaje, religión, opinión política o de otra índole, origen nacional o social, propiedad, nacimiento u otro estatus" [19]. En 1994 el Comité de Derechos Humanos sostuvo que, bajo el ICCPR, la orientación sexual eran un estatus protegido de la discriminación, en referencia a "sexo" que incluía "orientación sexual." Esta decisión ha dejado claro que la discriminación basada en la orientación sexual es una violación de derechos humanos fundamentales. Para hacer real este derecho y terminar con la discriminación será probablemente esencial alcanzar el acceso universal a prevención, tratamiento y cuidado de VIH para los HSH. Esta es una parte clave de la respuesta, particularmente en aquellos contextos donde el estigma social y el aislamiento de los HSH siguen siendo sumamente marcados.

seh6

Figura 6: Reseña de VIH entre HSH comparados con prevalencia de adultos en edad reproductiva: rezones de probabilidad ajustadas por región y nivel de prevalencia.

 

La respuesta: Marginalización de HSH en la respuesta mundial al VIH/SIDA

 

Hay evidencia de la marginalización de los HSH en la respuesta global en la encuesta anual del Programa Conjunto de Naciones Unidas contra el SIDA, [United Nations Joint Program on AIDS] (UNAIDS), conducida entre los coordinadores de países de ONUSIDA en los países de ingreso mediano y bajo [20]. A decir verdad, cuando se los indagó sobre el nivel de participación de las organizaciones que representaban HSH en el planeamiento y las reseñas nacionales, la mayoría de los países ni siquiera informaron sobre participación de HSH (Figure 7) [20]. Plena participación se informó en 24% de estos países, en 15% hubo "participación insuficiente, pero creciente". Sin embargo, este promedio mundial borronea importantes diferencias geográficas. Por ejemplo, el nivel más bajo de participación informado fue en África Central y occidental, donde 0% informaron plena participación de organizaciones HSH, solamente 8% de los países informaron tener "participación insuficiente pero creciente", y 15% informaron "participación insuficiente sin signos de mejora". La región que informó el más alto nivel de participación fue Latinoamérica, con el 50% de los países informando participación plena y el 19% informando "participación insuficiente pero creciente."

Los informes citados más arriba parecen permitir cierto optimismo, dado que un 72% de los marcos nacionales de acción en SIDA incluyeron programas de prevención para HSH. Sin embargo, este resultado parece estar en disonancia con otros resultados de la misma encuesta. Por ejemplo, solamente el 31% de los informes nacionales sobre la epidemia producidos mundialmente en el 2007 incluían la publicación gubernamental de "un informe de vigilancia que incluya HSH". Hubo solamente un país del África subsahariana que incluyó un reporte así, y un país la región de Oriente Medio y África Septentrional que también lo hizo. En tanto que la mitad de los países de la región del Pacífico de Asia informaban que tenían un informe de vigilancia gubernamental que separaba los datos de VIH o SIDA para los HSH en el 2007, solamente el 38% de loa países latinoamericanos y el 25% de los países caribeños tenían un informe de esta índole.

seh7

Figure 7 Planeamiento Nacional – Nivel de participación de las organizaciones que representan HSH en reseñas nacionales de SIDA de países de ingreso bajo y medio.

 

Esta falta de participación ha sido igualada por la muy limitada provisión de fondos para programas específicos de HSH. A los Estados Miembros de las Naciones Unidas United Nations (UN) se les pide que entreguen informes de avance por país al Secretariado de ONUSIDA cada dos años para monitorear el progreso hacia las metas establecidas en la Declaración de Compromiso sobre VIH/SIDA de la Asamblea General de la NU (UNGASS) del 2001 (DC). Al adoptar la Declaración de Compromiso de VIH/SIDA, los Estados Miembros de la NU se obligaron a sí mismos a informar regularmente sobre sus avances a la Asamblea General. El Secretario General encargó al Secretariado de ONUSIDA la responsabilidad de desarrollar el proceso de informes, aceptar los informes de los Estados Miembros en nombre del Secretario General y preparen un informe regular para la Asamblea General. Estos informes de avance incluyen datos en gastos de VIH (por actividad y por fuente) como el primer indicador de compromiso nacional. Este indicador mide los gastos de VIH totales, así como los gastos separados de prevención de VIH (y otros siete grupos de servicios y programas). Este gasto específico focalizado en HSH debe ser desagregado del subtotal para prevención [21].

Desafortunadamente, no todos los países han sido capaces de informar con precisión sobre sus gastos desagregados. Un total de 109 informes de países incluyeron información de gastos de VIH para el 2006 [4]. Sin embargo, de este total hubo solamente 55 países de ingreso bajo y medio donde el gasto preventivo pudo ser desagregado por población. Los datos desagregados indican que un mero 0.6% de gastos de prevención fueron en realidad gastados en prevención focalizada para HSH.

¿Cómo se relacionan los gastos con las necesidades? Un análisis preliminar de los informes de países sobre gastos de HSH, como se informó para el monitoreo de la Declaración de Compromiso (DC) firmada durante la Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas en el 2001 [Special Session of the United Nations General Assembly] (UNGASS 2001), podría ser comparado con las estimaciones de necesidad de recursos por país que ONUSIDA desarrolló previamente para ser informado en Necesidades Mundiales de Recursos [Global Resource Needs] 2006–2008 [22] usando la clasificación de Estudios de Gastos Nacionales de SIDA [National AIDS Spending Assessments] (NASA) [23].Este análisis demuestra la existencia de una brecha de financiamiento sustancial (definido como la diferencia entre las necesidades de recuersos y el gasto real) en treinta y ocho países con datos sobre financimiento para HSH, el cual indica que mientras hubo una necesidad de financiación estimada en US $29 millones en 2006 (asumiendo una cobertura del 80% de un paquete de prevención esencial para la población HSH de cada país), los gastos en esos países fueron estimados en solamente US $3 millones. (The selection of the 38 countries for the comparison between resource needs and expenditures in 2006 was based on the availability of data at the time of the XVII International AIDS Conference in Mexico in August 2008. The expenditure reports are owned by reporting countries. The resource needs estimates have not been validated by country officials.)

La Figura 8 muestra datos sobre el gasto de prevención informados dirigidos a HSH en este subconjunto de 38 países, y es inaceptablemente bajo [23]. Incluso si es levemente diferente del conjunto mayor de paises presentado más arriba, en este subconjunto solamente el 1.2% de los gastos de prevención estaban dirigios a HSH, con el 1% dirigido a trabajadores sexuales comerciales, y el 2% a programas de reducción de daños y usuarios de droga inyectable. El remanente 96% de los gastos de prevención estaba dedicado a esfuerzos de prevención no focaloizados. Los gastos preventivos de HSH en países con epidemias generalizadas totalizan el 0.1% de los esfuerzos de prevención totales (o US $0.001 per habitante), en tanto que en países con epidemias de bajo nivel representan el 2.9% del gasto de prevención (o US $0.004 per habitante), y en epidemias concentradas 3% (o US $0.01 per habitante).

 

¿Qué están recibiendo los HSH como servicios preventivos?

Basándose en informes de país para monitorear el avance en la implementación de la DC, el porcentaje de HSH en 27 países que informan saber que pueden recibir un test de VIH y que recibieron condones entre 2005 y 2007 fue 40%. Aunque esto fue una mejora, ya que solamente el 9% de los HSH respondieron similarmente dos años antes. Sin embargo, esta muy básica y limitada medida de acceso a los servicios es extremadamente baja.

 

¿Cuál es el efecto del stigma y la discriminación en la prevención, o en la incapacidad de prevenir, la transmisión de VIH?

Los países donde existen leyes y normas no discriminatorias muestran tasas de cobertura más alta de servicios de prevención entre HSH. El porcentaje medio de HSH que informaron recibir condones y saber que podían ser testeados fue casi del 60% en países con leyes o regulaciones protectoras, comparados con países que no tienen esas políticas (38%) [4].

seh 8

Figure 8 Reported expenditures for programs specifically aimed at/involving men who have sex with men (mil­lion USD).

 

Cuando los países son clasificados de acuerdo con la clasificación de ILGA del ambiente de políticas en relación con los HSH [18], hay una correlación direccionalmente indicativa entre laos gastos superiores de los recursos de dentro del país y las políticas de apoyo a los HSH. Los gastos son más bajos o no informados en países clasificados como poseedores de amtientes de políticas homofóbicas.

 

¿Qué se necesita para una respuesta más completa?

Se requieren tanto acciones individuales como de nivel structural. Un paquete de servicios mínimo incluiría: educación, intervenciones conductuales, búsqueda externa por pares, promoción y mercadeo social de condones, lubricantes, aconsecamiento y testeo voluntario de VIH, diagnóstico y tratamiento de infecciones sexualmente transmitidas y acceso a cuidado y apoyo. También se requeriría enfrentar la homophobia y proveer servicios amigables a los HSH en los servicios de salud, junto con esfuerzos para reducir los determinantes socioestructurales del riesgo y vulnerabilidad al VIH para estos hombres, incluyendo decriminalización, enfrentando el stigma, la discriminación y la homofobia, y haciendo avances concretos en derechos humanos. Esto requiere fondos proporcionados con la necesidad.

In the National AIDS Program of Mexico, expenditures for HIV have increased overall from 2001 to 2005. They have also expanded for MSM specific programs (Figure 9). This is both good public policy and good evidence-based decision making, since MSM remain by far the most at-risk group in Mexico [10].

 

Conclusión

El VIH continua afectando desproporcionadamente a los HSH en todo el mundo. La exclusión de los HSH de la vigilancia, la prevención focalizada y el tratamiento y cuidado todavía limita la respuesta mundial al VIH/SIDA. Para mejorar los derechos humanos y la salud de los HSH se necesitan esfuerzos integrales de incidencia política. En la tercera década del SIDA es hora de hacer reales los derechos iguales de los HSH de acceso a los servicios de salud y otra índole en ambientes que sean amigables hjacia su orientación sexual, y reconocer que satisfacer estas necesidades es a la vez una prioridad de salud pública mundial y un tema poderoso de derechos humanos. Para alcanzar esto ultimo, hay una clara necesidad de aumentar significativamente la proporción de recursos de VIH focalizados en HSH.

seh 9

Figura 9: Gastos de VIH en prevención, tratamiento y cuidado, México, 1998-2’’5 y gasto detallado para programas específicamente apuntados a hombtres que hacenb sexo con hombres

 

This paper derives from the plenary speech of the same name, presented during the XVII International AIDS Conference (AIDS 2008). AIDS 2008 was perhaps the most comprehensive and intensive International AIDS Conference focusing on the realities of MSM and HIV globally. The events began with the first International March Against Homophobia. In the Opening Session of the Conference UN Secretary-General Ban Ki-moon stated: "I urge nations to pass laws against homophobia". Immediately afterwards, both the President and Minister of Health of Mexico addressed directly and openly the need to eradicate homophobia. The aftermath has been far reaching: before the finalization of this paper, one of the authors (CB) was notified that, because of the denouncement of the violation of the rights of MSM activists in Uganda during this plenary, the charges against the detained activists were dropped by the authorities [24].

La Conferencia Internacional de SIDA XVII fue una piedra miliar donde la comunidad HSH, junto con los tomadores de decisions y establecedores de políticas, dijo: ¡Basta! La evidencia debe dar forma a las políticas. La evidencia epidemiológica es impresionante; ha existido por largo tiempo, y no podemos continuar dejando de responder. A pesar de la mención occasional en planes nacionales, la respuesta inadecuada a los HSH ha sido demostrada por las bajas tasas de cobertura de los servicios preventives básicos para estos hombres, y por la escasez dl gasto focalizado, que sigue llegando solamente a un décimo de las necesidades de recursos estimadas. Estos datos subrayan la urgente necesidad de actuar ya para detener la homofobia, el estigma y la discriminación para ofrec er servicios efectivos y de calidad a los HSH. Cuando los países, las agencias y donantes internacionales comience a focalizar sus esfuerzos y recursos basándose en la evidencia epidemiológica, y a ajustar los niveles de fondeo para mantener proporción con la carga de VIH sobre los HSH, veremos cambios espectaculares en la respuesta al VIH en contextos múltiples. La eficiencia en proveer fondos puede solamente incrementar cuando los flujos sean dirigidos a poblaciones con las máximas necesidades insatisfechas de prevenciónd el VIH.

 

Competing interests. The authors declare that they have no competing interests. Jose Antonio Izazola-Licea was an employee of the Joint United Nations Programme on HIV/AIDS (UNAIDS) as chief of the AIDS Financing and Economics Division at the time of the writing of this paper. His co-authorship does not necessarily represent the institutional view of UNAIDS.

Authors' contributions. JS conceived the plenary presentation and manuscript. CB led the epidemiology component, and JAIL led the unmet needs analsis. All reviewed the literature and contributed to the writing of the manuscript. All authors read and approved the final manuscript.

Acknowledgements The authors would like to thank Luis Renato Tapia (UNAIDS) for his anal­ysis and input to the presentation and to the results section of this manu­script. We would also like to thank Dr. Darshan Sudarshi, a 2008 Fellow with the Center for Public Health and Human Rights at Johns Hopkins, for his assistance with this manuscript as well as to Michel Bartos, Enrique Bravo, Carlos Caceres, Carlos Garcia, Luiz Loures, Ruben Mayorga and col­leagues at Letra S for sharing information and providing comments.

 

References

Kaposi's Sarcoma and Pneumocystis Pneumonia among Homosexual Men – New York City and California. MMWR 1981, 30(25):305-308.

Gottlieb MS, Schroff R, Schanker HM, et al.: Pneumocystis carinii pneumonia and mucosal candidiasis in previously healthy homosexual men: evidence of a new acquired cellular immu­nodeficiency. NEJM 1981, 305:1425-31.

Brennan RO, Durack DT: Gay compromise syndrome. Lancet 1981, 2:1338-1339.

UNAIDS: 2008 Report on the global AIDS epidemic. 2008 [http://www.unaids.org/en/KnowledgeCentre/HIVData/GlobalReport/2008/2008_Global_report.asp]. Geneva: UNAIDS

HIV Prevalence, unrecognized infection, and HIV testing among men who have sex with men–Five U.S. cities June 2004-April 2005. MMWR 2005, 54(24):597-601.

EuroHiv: HIV/AIDS surveillance in Europe: Mid-year report 2005. 2006, 72:21-35 [http://www.eurohiv.org/reports/report_72/ pdf/report_eurohiv_72.pdf]. Saint-Maurice: Institut de Veille Sanitaire

Girault P, Saidel T, Song N, et al.: HIV, STIs, and sexual behaviors among men who have sex with men in Phnom Penh, Cam­bodia. AIDS Educ and Prev 2004, 16(1):31-44.

Action for AIDS: The enemy within: HIV and STI rates increas­ing among men who have sex with men (MSM). Singapore 2006 [http://www.fridae.com/newsfeatures/article.php?arti cleid=1689&viewarticle=1]. Accessed 31 July 2006

Van Griensven F, Thanprasertsuk S, Jommaroeng R, et al.: Evidence of a previously undocumented epidemic of HIV infection among men who have sex with men in Bangkok, Thailand. AIDS 2005, 19(5):521-526.

Gayet C, Magis C, Sacknoff D, Guli L: Prácticas sexuales de las poblaciones vulnerables a la epidemia de VIH/SIDA en Méx­ico. In Colección Angulos del SIDA Issue 1 Secretaria de Salud México CENSIDA; 2007.

Caceres CF, Konda K, Pecheny M: Review of the epidemiology of male same-sex behaviour in Low and Middle-Income Coun­tries. Geneva: UNAIDS; 2005.

Pando ML, Maulen S, Weissenbacher M, et al.: High human immu­nodeficiency virus type 1 seroprevalence in men who have sex with men in Buenos Aires, Argentina: risk factors for infection. Int J Epidemiol 2003, 32(5):735-40.

Wade AS, Kane CT, Diallo PA, et al.: HIV infection and sexually transmitted infections among men who have sex with men in Senegal. AIDS 2005, 19(18):2133-40.

Elrashied S: HIV sero-prevalence and related risky sexual behaviours among insertive men having sex with men (IMSM) in Khartoum state, Sudan. XVII International AIDS Con­ference, 2008 2007 [http://www.msmandhiv.org/documents/ WEPE0750.pdf]. Abstract no.WEPE0750

Angala P, Parkinson A, Kilonzo N, et al.: Men who have sex with men (MSM) as presented in VCT data in Kenya. XVI Interna­tional AIDS Conference 2006. Abstract no. MOPE0581

Baral S, Sifakis F, Cleghorn F, et al.: Elevated risk for HIV infection among men who have sex with men in low- and middle-income countries 2000–2006: A systematic review. PLoS Med 2007, 4(12):e339.

Grew T: Ugandan police accused of torturing gay activist. Pink news [http://www.pinknews.co.uk/news/articles/2005-8516.html]. July 28, 2008 Accessed 30 August 2008

International lesbian and gay association: State-sponsored homo­phobia: A world survey of laws prohibiting same-sex activity between consenting adults. 2008 [http://www.ilga.org/state homophobia/ILGA_State_Sponsored_Homophobia_2008.pdf]. Accessed 15 September 2008

United Nations: International Covenant on Civil and Political Rights: United Nations General Assembly resolution 2200A[XX1]. 1966 [http://www.unhchr.ch/html/menu3/b/ a_ccpr.htm].

UNAIDS: Strategic country intelligence office. UNAIDS Country Coordinators (UCC) Annual Report. Geneva: UNAIDS; 2007.

UNAIDS: Monitoring the Declaration of Commitment on HIV/AIDS: Guidelines on the construction of core indicators: 2008 reporting. Geneva: UNAIDS; 2007.

UNAIDS: Resource needs for an expanded response to AIDS in low- and middle income countries. Geneva: UNAIDS; 2005.

UNAIDS: National AIDS Spending Assessment (NASA): Clas­sification taxonomy and definitions. UNAIDS: Geneva; 2007.

Uganda LGBTI HIV/AIDS Activists Acquitted of Trespass Charges Today Ice Breakers Uganda [http://www.icebreakersug anda.org/index.php/the-news/1-latest-news/49-activistsacquicted]. August 15 2008. Accessed 15 September 2008

Última actualización el Domingo, 22 de Noviembre de 2009 15:38