Dejanos tu e-mail

para recibir información sobre nuestras actividades
¿Cuánto es cinco más cuatro en número?
Nombre:
E-mail:

Sigla joven
Biblio SIGLA Catálogo Online Ingresar


Insucap

Facebook Sigla

twitter

Contacto

Sociedad de Integración

Gay Lésbica Argentina

Personería Jurídica 59/93 IGJ

Pasaje del Progreso 949 (C1424ATA),
Ciudad Autónoma de
Buenos Aires,
Argentina

Teléfono:
(+ 54 11) 4922 3351

Horarios de Atención:
Sábados de 17 a 21 hs.
En la semana consultar

Tenemos 42 invitados conectado
Discriminación estructural incesante contra los HSH Imprimir E-mail

Comunicado de Prensa, julio 2001

RF: Este viejo texto fue entregado a la que entonces ocupaba el cargo equivalente a Directora Nacional de SIDA, dra. Mabel Bianco. Ocho
años después, mutatis mutandis, sigue describiendo la realidad.
DISCRIMINACION ESTRUCTURAL EN  LA EPIDEMIA DE SIDA: DE LA POBLACION ALCANZADA POR LA EPIDEMIA, AL 27%
(HOMBRES QUE HACEN SEXO CON HOMBRES (HSH)*  SE LE ADJUDICO EL 9% DE LOS FONDOS DE PREVENCIÓN.

(*HSH abarca los subgrupos: gays, travestis, homosexuales en general y otros hombres biológicos que hacen sexo con
hombres)

                                                                                                            Buenos Aires, 6 de julio del 2001. 
A TODA LA COMUNIDAD :
    De un total de $ 5.303.639,30 que se invirtieron en campañas de prevención focalizadas en 1998, 1999 y 2000 (según datos
 oficiales de la Unidad Coordinadora y Ejecutora de VIH/SIDA y ETS) el 9% fue dedicado a la población de gays, travestis,
bisexuales y otros hombres que hacen sexo con hombres (HSH).
    Esta manifiesta INEQUIDAD ESTRUCTURAL responde a raíces discriminatorias.  SIN NINGUNA RAZON EPIDEMIOLOGICA, SE DA
MENOS A QUIENES ESTAN MAS EXPUESTOS. LA UNICA RAZON ES LA MALA PRENSA QUE TIENEN LOS HOMOSEXUALES, QUE SUELEN
SER IDENTIFICADOS CON EL GRUPO HSH..
Es común que se confunda "hombres que hacen sexo con hombres" con homosexuales. En realidad, el grupo designado como
HSH incluye homosexuales, gays, travestis, transexuales y todo tipo de bisexuales, trabajadores sexuales y varones con trato
sexual homosexual ocasional. Sumándolos, de acuerdo con el Informe Kinsey, se llega al 39% de la población de hombres
adultos.
  La sexología reserva el término "homosocial" (relaciones sexuales con el propio sexo que NO indican orientación sexual adulta
 para el trato sexual entre hombres adolescentes, de los que muchos crecen para establecer finalmente identidad heterosexual.
 No se sabe cuál es el porcentaje de hombres adolescentes que tienen trato sexual con el propio sexo en relación con la
población  total de hombres adolescentes.
Es un dato reconocido por el gobierno que el 27% de las personas alcanzadas por la epidemia de SIDA son Hombres que hacen
Sexo con Hombres, de todos los subgrupos. Es el único sector de la población cuya participación relativa en la epidemia,
después de haber descendido, volvió a aumentar porcentualmente: después de bajar al 25% en 1997,  está trepando y ha
llegado al 27%.
Estos datos se suman a la fuerte presunción de que en EEUU y Europa se ha producido un recrudecimiento de la epidemia entre
los gays, particularmente en los jóvenes. En Chicago más del 15% de los gays negros (de menor educación y nivel económico)
están infectados de VIH. En Bogotá el 18,6% de los HSH son VIH positivos.
Dedicar el 9% de los fondos de prevención al 25% de la población afectada por la epidemia, que es HSH,  es claramente injusto.
El ascenso de la infección en este subgrupo poblacional se debe al bajo nivel de autoestima que la discriminación social produce
en todos los hombres que hacen sexo con hombres, y al estigma que conduce al ocultamiento de la  mayoría de los HSH: sólo
algunos gays y los travestis son visibles para la sociedad.
De todos los fondos destinados a HSH, en el año 1998 se destinó el 35% a trabajadores sexuales hombres (82.647$) y en el
año 2000 el 34% (60.000$). En "trabajadores sexuales hombres" debe entenderse "hombres biológicos", ya que este grupo son
fundamentalmente travestis genéricamente femeninos. De acuerdo con viejos estudios hechos en Angora, Turquía, en el ghetto
de Boyoglu el 13% de la población HSH era travesti; en la década del 60 el dr. Odrizzo calculó un 3% con esa inclinación entre
los HSH de Argentina.
Es impensable reducir las cifras adjudicadas a reducir la transmisión vertical (de madre seropositiva a su hijo) o a la transmisión
heterosexual, o la adjudicada a transmisión UDI (Usuario de Droga Intravenosa).
La inequidad en la inversión se debe a diversos factores, pero coincide con el fuerte impulso mundial de negar la existencia de
los gays, travestis y otros HSH (hombres que hacen sexo con hombres) que lideraron los países árabes en la Asamblea de
Naciones Unidas. Argentina se opuso a eliminarlos, y el dr. Castillo declaró ante la ONU que Argentina estaba implementando
campañas destinadas a esta población vulnerable.
Es necesario profundizar esta buena intención y pasar de las palabras a los hechos, guardando relación proporcional entre el
tamaño de la población afectada de la epidemia VIH y los fondos dedicados a prevenir la infección en ese subgrupo, porque
la discriminación contra los HSH conduce inevitablemente hacia una mayor difusión de la epidemia a la sociedad general.
Es necesario intensificar sin más demora la campaña de lucha contra el VIH focalizada en HSH de todos los tipos y subgrupos,
para evitar males mayores.
Para no condenar a unos en favor de otros, el Estado debe ajustar su inversión equitativamente. El presupuesto destinado a VIH
debe ser aumentado, buscando frenar la difusión del virus en todos los sectores, proporcionalmente al modo en que están siendo
afectados por la epidemia.
      Prof. Rafael Freda
      Presidente de S.I.G.L.A.
      Sociedad de Integración Gay Lésbica Argentina
Tel./fax (54 11) 4362-8261  www.sigla.org.ar
Última actualización el Domingo, 22 de Noviembre de 2009 15:39