Dejanos tu e-mail

para recibir información sobre nuestras actividades
¿Cuánto es cinco más cuatro en número?
Nombre:
E-mail:

Sigla joven
Biblio SIGLA Catálogo Online Ingresar


Insucap

Facebook Sigla

twitter

Contacto

Sociedad de Integración

Gay Lésbica Argentina

Personería Jurídica 59/93 IGJ

Pasaje del Progreso 949 (C1424ATA),
Ciudad Autónoma de
Buenos Aires,
Argentina

Teléfono:
(+ 54 11) 4922 3351

Horarios de Atención:
Sábados de 17 a 21 hs.
En la semana consultar

Tenemos 76 invitados conectado
La transexualidad deja de ser enfermedad mental Imprimir E-mail

En la nueva edición revisada del DSM-5, considerada como la biblia de la psiquiatría, elimina el conocido como Trastorno de Identidad de Género de la categoría como enfermedades mentales.
Los transexuales ya no son enfermos mentales. Así lo certifica el DSM-5, acrónimo en inglés del Manual Diagnóstico y Estadístico de Enfermedades Mentales, elaborado por la Asociación Americana de Psiquiatría (APA, en sus siglas en inglés). El manual solo conserva la "disforia de género", o la angustia que sufre la persona que no está identificada con su sexo masculino o femenino.
El Manual de diagnósticos y estadísticas de enfermedades mentales, considerado la biblia de la psiquiatría, elimina el conocido como Trastorno de Indentidad de Género de la categoría de enfermedades mentales. Se trata de la primera revisión a fondo en 20 años de los criterios diagnósticos más compartidos en el mundo de la psiquiatría. El órgano directivo de la APA aprobó el pasado 1 de diembre el nuevo manual y será publicado en mayo de 2013.
Con la eliminación de esta enfermedad psiquiatrica la APA pretende aplicar el proceso similar al del la normalización de la homosexualidad, que desapareció como enfermedad mental en 1973, pero se conservó, con el nombre de "homosexualidad egodistónica", el supuesto que describe la angustia y el sufrimiento que padece un gay o una lesbiana por el hecho de serlo. Pero este termino también se retiró en 1986.
En España desde 2007 las personas transexuales pueden modificar la referencia del nombre y sexo en sus documentos de identidad, como el DNI, sin necesidad de someterse a una operación genital y sin procedimiento judicial.
Nuevas enfermedades mentales
Otro de los cambios a destacar introducidos en el DSM-5 es que ahora, por primera vez, los psiquiatras reconocen la adicción a la comida como una enfermedad mental real.
Esta nueva edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de Enfermedades Mentales también cataloga como enfermedad el acaparamiento compulsivo, padecido por aquellas personas que tienen "una dificultad persistente de deshacerse o separarse de posesiones, sin importar su valor real". Es decir, el conocido como síndrome de Diógenes.
Entre las novedades que introduce el manual hay que destacar también que el trastorno conocido como austismo o síndrome de Asperger pasará a denominarse por los profesionales de la psiquiatría como Trastorno del espectro autista "para ayudar de forma más precisa y consistente a diagnosticar a niños con autismo".

En la nueva edición revisada del DSM-5, considerada como la biblia de la psiquiatría, elimina el conocido como Trastorno de Identidad de Género de la categoría como enfermedades mentales. Los transexuales ya no son enfermos mentales. Así lo certifica el DSM-5, acrónimo en inglés del Manual Diagnóstico y Estadístico de Enfermedades Mentales, elaborado por la Asociación Americana de Psiquiatría (APA, en sus siglas en inglés). El manual solo conserva la "disforia de género", o la angustia que sufre la persona que no está identificada con su sexo masculino o femenino.

El Manual de diagnósticos y estadísticas de enfermedades mentales, considerado la biblia de la psiquiatría, elimina el conocido como Trastorno de Indentidad de Género de la categoría de enfermedades mentales. Se trata de la primera revisión a fondo en 20 años de los criterios diagnósticos más compartidos en el mundo de la psiquiatría. El órgano directivo de la APA aprobó el pasado 1 de diembre el nuevo manual y será publicado en mayo de 2013.

Con la eliminación de esta enfermedad psiquiatrica la APA pretende aplicar el proceso similar al del la normalización de la homosexualidad, que desapareció como enfermedad mental en 1973, pero se conservó, con el nombre de "homosexualidad egodistónica", el supuesto que describe la angustia y el sufrimiento que padece un gay o una lesbiana por el hecho de serlo. Pero este termino también se retiró en 1986.

En España desde 2007 las personas transexuales pueden modificar la referencia del nombre y sexo en sus documentos de identidad, como el DNI, sin necesidad de someterse a una operación genital y sin procedimiento judicial.

Nuevas enfermedades mentales

Otro de los cambios a destacar introducidos en el DSM-5 es que ahora, por primera vez, los psiquiatras reconocen la adicción a la comida como una enfermedad mental real.

Esta nueva edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de Enfermedades Mentales también cataloga como enfermedad el acaparamiento compulsivo, padecido por aquellas personas que tienen "una dificultad persistente de deshacerse o separarse de posesiones, sin importar su valor real". Es decir, el conocido como síndrome de Diógenes.

Entre las novedades que introduce el manual hay que destacar también que el trastorno conocido como austismo o síndrome de Asperger pasará a denominarse por los profesionales de la psiquiatría como Trastorno del espectro autista "para ayudar de forma más precisa y consistente a diagnosticar a niños con autismo".

Fuente