Qué es el cancer Imprimir

Que es el cáncer

Cáncer: una pequeña introducción

Un tercio de las mujeres tendrá cáncer (en términos de probabilidad estadística). Muchas de las que sí lo sufrieron están libres del cáncer años después de haber sido diagnosticadas.

¿Por qué esta enfermedad despierta tanto terror?

Quizá se deba, en parte, a la constante atención que le dedican los medios de comunicación, a los tratamientos que parecen tan dañinos como la enfermedad misma, y a la incertidumbre acerca de la cura. En las mujeres se agrega un factor específico: la mayoría de los casos presenta cáncer en los órganos sexuales o reproductivos (mamas, ovarios, útero). Por otra parte, al ser el tratamiento convencional la remoción quirúrgica (por ejemplo, en el caso del cáncer de mama), aparece el temor de perder el atractivo y la posibilidad de perder ciertos placeres sexuales. A todo esto se agrega el uso que se hace del concepto “cáncer” en la jerga cotidiana cuando se habla de problemas sociales graves como la drogadicción y la delincuencia juvenil ("la droga es como el cáncer que destruye a la sociedad").

Este miedo y vergüenza hacen que muchas veces ni siquiera, entonces, se piense sobre él aún cuando se lo esté padeciendo. Es quizás, por estos motivos que con frecuencia no se toman las mejores decisiones médicas ni se vive la vida con la mayor intensidad.

¿Qué es el cáncer?

Según el National Cancer Institute de los EE.UU., el cáncer es un conjunto de enfermedades relacionadas. Empieza en la célula, la unidad básica de vida del cuerpo humano. Las células cumplen muchas e importantes funciones en el cuerpo; normalmente crecen, se dividen para formar nuevas células en forma ordenada. Normalmente llevan a cabo sus funciones por un tiempo y luego mueren. Este proceso ayuda al cuerpo a mantenerse sano. Algunas veces, sin embargo, las células no mueren. Al contrario siguen dividiéndose y creando células nuevas que el cuerpo no necesita. En un caso, constituye tumores benignos que no son cáncer, que se pueden operar y, en la mayoría de los casos, no vuelven a aparecer. En el otro, los tumores malignos, las células que los conforman son anormales. Se dividen sin control y sin orden y no mueren. Pueden invadir y dañar tejidos y órganos cercanos. También las células cancerosas pueden desprenderse de un tumor maligno y entrar en el torrente sanguíneo y/o en el sistema linfático. Así es como el cáncer se extiende desde el sitio original (primario) hasta formar tumores nuevos (secundarios) en otros órganos.

Los cánceres pueden ser de crecimiento lento, moderado o rápido. Cada tipo de cáncer tiene su patrón peculiar de crecimiento, diseminación, probabilidad de remisión o tiempo de sobrevida.

¿Quiénes tienen cáncer? Si bien personas de cualquier edad pueden tener cáncer, es más frecuente su aparición en personas mayores dado que la enfermedad puede tomarse hasta 20 años para alcanzar un estadío en que es detectable.

El riesgo de contraer cáncer aumenta con la exposición a elementos carcinógenos (tales como la radiación, el asbesto, algunos pesticidas), fumar, ingerir alcohol, o tener algunos hábitos de alimentación particulares. Ciertos genes y virus han causado cáncer en animales de laboratorio, y se sospecha la existencia de otros procesos que inducen el desarrollo del cáncer en los humanos. No obstante, no queda claro cómo estas sustancias causan la enfermedad o por qué las personas que desarrollan el mismo tipo de cáncer no reaccionan de la misma manera, tanto a la enfermedad como a los tratamientos. Existen también casos inexplicables de remisión espontánea: aproximadamente un 7 u 8% de las personas con cánceres terminales, sorpresivamente se recuperan y viven sus vidas con una aparente ausencia de enfermedad. Esto ocurre con mayor frecuencia con algunos cánceres. Estas diferentes respuestas muestran la importancia del sistema inmunológico individual ante la enfermedad.

Parecería que el cáncer estalla cuando el sistema inmunológico del organismo no puede tolerar más la carga. Por ejemplo: fumar no garantiza que se tendrá cáncer, pero incrementará las probabilidades de tenerlo. (Fumar en combinación con una gran ingesta de alcohol es responsable del 30% de todas las muertes por cáncer en los EE.UU.) Si se agrega a estos dos factores la repetida exposición a rayos X, la tensión nerviosa constante, la exposición a la contaminación o el sobrepeso excesivos, el riesgo aumenta.

Tanto elementos ambientales como hereditarios parecen ser causas de cáncer. Herencia: se refiere a los rasgos o tendencias traspasadas por parientes en nuestros genes, mientras que los ambientales: incluyen las condiciones en que vivimos, todo lo que comemos, respiramos, y que entra en contacto con nosotros. La mayoría de los investigadores cree en la actualidad, que la múltiple exposición a elementos carcinógenos o a "agresiones" de diversos órdenes causan mutaciones genéticas que desembocan en el cáncer. En personas que genéticamente ya tienen predisposición, se requieren pocas exposiciones a carcinógenos para que se dispare el cáncer. Sin embargo, aunque los genes cumplan su rol como condicionantes del cáncer, los factores ambientales día a día muestran tener un peso francamente significativo en su desarrollo.

Algunas preguntas que se pueden formular ante el diagnostico de cáncer:

  1. ¿Qué tipo de cáncer tengo? ¿Es de crecimiento lento o rápido?
  2. ¿Qué tratamientos hay disponibles?
  3. ¿Qué efectividad tiene cada terapia? ¿Cuál es la posibilidad de cura? ¿Qué definición de cura está usando?
  4. ¿Qué beneficios puedo esperar? ¿Vida más larga? ¿Reducción de los síntomas? ¿Reducción de sufrimientos? …Y así en más
  5. ¿La terapia, puede prolongar mi vida por meses? ¿Años?
  6. ¿Podré continuar con mis tareas habituales durante y después del tratamiento? ¿Qué pasa con la sexualidad? ¿Y con mi trabajo? ¿Los deportes?
  7. ¿El tratamiento requerirá internación prolongada en hospital, o puede ser realizado como paciente externo?
  8. ¿Cuáles son los potenciales efectos negativos del tratamiento? ¿Son permanentes? ¿Hay drogas que puedan contrarrestarlos o aliviarlos? ¿Producen estas drogas efectos negativos? ¿Cuánto tiempo duran habitualmente estos síntomas? ¿En qué momento del tratamiento pueden empezar? (Por ejemplo: ¿…las náuseas, generalmente empiezan inmediatamente o a los 20 minutos, o después de varias horas de aplicado el tratamiento?)
  9. ¿Cuánto tiempo durará el tratamiento? ¿Y cada sesión de aplicación? ¿Cuántas sesiones tendré que hacer?
  10. ¿Cuánta gente tiene recidivas después de este tratamiento, y con qué frecuencia?
  11. ¿Cuáles son los costos? ¿Están normalmente cubiertos por el sistema de salud?
  12. ¿Puedo hablar con otros pacientes suyos? ¿Conoce algún grupo de pacientes con cáncer en esta ciudad? ¿Y grupos para familiares de pacientes con cáncer?

Pedí que tu médico/a te dé las respuestas a tus preguntas, pero también busca en libros, publicaciones, centros de investigación, redes de salud y habla con otras personas que tuvieron el mismo cáncer que vos.

Última actualización el Domingo, 04 de Mayo de 2008 13:58