Las mujeres y el cáncer en la Argentina Imprimir

De acuerdo a los datos difundidos por el Consejo Nacional de la Mujer las muertes por cáncer de mama en las mujeres son las más altas y le siguen en importancia las ocasionadas por cáncer de útero. Alrededor de la mitad de las internaciones hospitalarias de mujeres debidas a tumores malignos corresponden a casos de cáncer de mama o de cuello de útero. El número de muertes por cáncer de mama crece con la edad: y que el grupo más afectado es el que supera los 64 años. En el caso del cáncer de cuello de útero la tasa de mortalidad más elevada se presenta entre los 35 y los 64 años.

En la Argentina, el cáncer de mama es responsable de la mayor cantidad de muertes, excepto en las provincias de Salta y Jujuy, donde prevalece la mortalidad por cáncer de útero (que incluye el de cuello y el de cuerpo de útero)?. …y que esta última es la segunda causa de muerte después de la producida por cáncer de mama, en las provincias de Chaco, Chubut, Formosa, Misiones y Rió Negro. Existe una estrecha relación entre la condición social de la población y la prevalencia del cáncer: las mujeres de las regiones más pobres sufren más de cáncer de cuello uterino y las de las regiones menos pobres, de cáncer de mama. Y lo que es verdaderamente alarmante es que se comprobó que más del 65% de las mujeres que recibieron un diagnóstico de cáncer de cuello de útero en la consulta en hospitales no regresó a efectuar tratamiento alguno.

En la Argentina existe el Programa Médico Obligatorio (Resolución 939/2000 del Ministerio de Salud) en él se detallan el diagnóstico y tratamiento de todas las afecciones malignas, sin cargo alguno para el beneficiario, de acuerdo a los medios de diagnóstico y terapéuticas reconocidas en ambulatorio e internación por la autoridad de aplicación. Estipula que se cubrirán solamente medicamentos aprobados por protocolos nacionales. No cubrirá medicación incluida en protocolos experimentales ni en período de prueba. Se excluyen las denominadas terapias alternativas . Este programa fue integrado al Sistema del Seguro de Salud y debe ser exigible a los agentes aseguradores alcanzados por las Leyes 23.660, 23.661 y la Ley 24.754 (que amplía la obligatoriedad de prestación médico asistencial a las empresas o entidades de servicios prepagos). Dicho Programa determina cómo está conformado el régimen de asistencia obligatorio que debe ser proporcionado por los agentes aseguradores, a los beneficiarios. Aclara que no estarán permitidos períodos de carencia, como tampoco modificar los valores de los coseguros estipulados en el PMO.

El Programa Médico Obligatorio establece en su apartado 2.2 el Programa de Prevención del Cáncer de Cuello Uterino y en el apartado 2.3 el Programa de Prevención del Cáncer de Mama. El enfoque que se establece es de carácter preventivo. La detección precoz y el control de las patologías a través de estudios y controles periódicos.

Programa de prevención del cáncer del cuello uterino:

Obliga a los servicios médicos adheridos al Seguro de Salud, efectuar a todas las mujeres mayores de 25 años -que hayan iniciado su vida sexual- y hasta los 70 años, un Test de Papanicolaou (PAP). Si éste diera como resultado "normal", repetirlo cada tres (3) años.

Si la el PAP diera "anormal", deberá realizarse una colposcopía y un cepillado endocervical. Si estos estudios dieran "normal", repetir el PAP dos (2) veces en un año. Si estos dos últimos dieron "normal", se continuará con un PAP por año, durante 3 años. De persistir normales los resultados, se hará un control cada 3 años.

Si la colposcopía indica patología o "anormal", se debe realizar una biopsia dirigida por colposcopía; el médico/a indicará el tratamiento adecuado y oportuno.

Si la biopsia es "negativa", se realizará un control anual con PAP y colposcopía. Si estos controles fueran "normales", se continuará con el control cada 3 años.

El Programa de prevención del cáncer de mama:

Funda su acción en la detección precoz del cáncer. Hace hincapié en que se debe promover y enseñar a efectuar el autoexamen mamario -incluyendo la palpación de la axila-

Establece niveles diferentes de riesgo para las mujeres con antecedentes familiares de cáncer de mama y aquella población en riesgo standard.

Para las mujeres por debajo de los 40 años con una fuerte historia familiar de la enfermedad, se recomienda la realización de una mamografía a los 36 años y una mamografía anual, a partir de los 40.

Para la población mencionada en segundo lugar -sin antecedentes familiares de cáncer-se recomienda una mamografía a los 50 años.

Si fuera "negativa", se debe continuar con una mamografía cada 2 años hasta los 69 años de edad.

Si el resultado de la mamografía es "anormal", el médico indicará que se haga una biopsia. Si la biopsia da "positivo", se indicará un tratamiento adecuado. Si en cambio, fuera "negativo", deberá realizar una mamografía por año.

Con un resultado "normal", se continúa con control cada 2 años.

Última actualización el Domingo, 04 de Mayo de 2008 13:57