Comunista y Homosexual Imprimir

Sobre la persecusión y desaparición de homosexuales en Paraguay

A lo largo de la dictadura stronista, dos cosas fundamentales eran endiabladas: el comunismo y la homosexualidad.

A los comunistas se los mató y encarceló sin tiempo y a los homosexuales se los arrinconó a vivir su sexo en la clandestinidad.
Usar pelo largo era sinónimo de homosexualidad. Usar barba, de comunista.
El facismo criollo se expresó de esta manera y uniformó a nuestra sociedad con su estética, dejando solo a los músicos y los futbolistas fuera de este marco. Esa foto Cerro Porteño Campeon del '77 es ejemplar: Aifuch, Bataglia, Diego Florentín, Gerardo Gonzales... muestran las piernas en un short cortito y ondean al viento la cabellera. El pelo largo y las piernas al descubierto eran solo para espectáculos.
El discurso caló en la población, mayoritariamente rural por aquellos tiempos.
Esa redada de 1959 contra gentes "sospechosas" de ser homosexual fijó en la mentalidad un número que sería utilizado para denominarlos: 108, en alusión a las 108 personas apresadas por supuesta tendencia homosexual para investigar la muerte de Bernardo Aranda, un locutor de Radio Comuneros, quemado.
Luego las crónicas utilizarían el "crimen pasional" como movil frecuente entre dos personas de un mismo sexo con ciertas "tendencias" y "extrañas" expresiones.
El operativo tijera de la policía en los '70 terminaría imponiendo el sello estético del macho paraguayo: pelo corto y uniforme.
Las dictaduras militares necesitan imponer la estética del macho duro a como dé lugar: el macho no solo debe serlo, sino parecerlo.
El macho no puede dedicarse a "tareas menores", decir "te quiero" a los hijos, llorar por escuchar una canción que le agijonea el corazón, cambiar pañales, preparar la comida ni limpiar la casa, todas éstas tareas de mujeres, "maricones" o Lorito óga.
Fijar la sexualidad con prototipos definidos es un tema central para todas las sociedades modernas, ya sea a traves de dictaduras militares uniformantes o a traves de la superestimulación mediatica del dios mercado.
Ser macho es tener poder. En la sociedades modernas, poder es dinero. Ser macho, entonces, es tener dinero a discresión.
Mientras la gente era turbada por este signo estético, los machos duros como Lino Oviedo robaban de todos lados. Los machos duros como Stroessner repartían a otros machos duros todas nuestras tierras. Entre tanto, mataban a las gentes por "comunistas" o imponian a los homosexuales el silencio y la clandestinidad.
Hoy, Lino Oviedo, un macho duro muy duro, ataca a Lugo porque supuestamente va a permitir que los homosexuales se casen en las iglesias. Tanta modernidad no ha llegado a este estamento del poder cultural, pero él sabe que señalar a lugo con "extrañas inclinaciones" sigue funcionando para meter miedo a la gente.
El Partido Colorado pega afiches de Lugo con uniforme de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, además utilizar discrecionalmente a la fiscalía para intentar involucrarlo con secuestros. El Partido Colorado sabe que acusar de comunista y ahora de guerrillera a la gente sigue funcionando.
Oviedo y la estructura oficialista son hijos dilectos de esa larga y bastarda dictadura. Por eso usan dos de sus más terribles estígmas para desacreditar: comunismo y homosexualidad, duo dinámico de la propaganda fascista.
Julio Venega Vidalette, extraido de su libro "La vida y la bronca" y publicado por el diario ABC Color del Paraguay el 26/02/2008.

Agrega Adrián, integrante de la Juventud de SIGLA:

Bernardo Aranda, Mario Luis Palmieri, German Ayala Martínez, Marcelo Heller Ramos, Lorenzo Federico Cruces, Miguel Ricardo Ledesma Britos, Ramiro Gabriel Flores.... Nombres de compañeros que ya no estan, y no estan por el genocidio de Alfredo Stroessner. Se los secuestro, torturo, asesino, y desaparecio no por su militancia politica sino por sus orientaciones sexuales. En 1959 fueron 108, en 1982 fueron 325. Sin embargo todos tienen presente a los 108. Nadie habla de los 325 casos de represión relacionados con el caso de Mario Luis Palmieri. Sucede que en 1959 alrededor de un 35 o 40 % de los habitantes de Asunción estaban confinados en los campos de concentración. Todos recuerdan a las 108 personas a las que se obligo desfilar desnudos, rapados, con piedras en la espalda por las calles centricas de Asunción... Al lado de ese desfile los casos de 1982 quedan silenciados, hasta en el olvido.

Transcribo un fragmento de una carta de mi abuela, escrita en el duro camino de la búsqueda:

...Se llevaron a todos, a las hijas, a los hombres, a los nietos, a los niños por nacer. Donde hubo vida hay soledad, donde hubo canto ausencias mudas, y una se halla aqui sola esperando una noticia, un talvez... un quizas. Donde encotrarlos queridos muertos vivos: no estan... Secuestraron al distinto, al diferente, al inmortal porque estan desaparecidos pero su memoria vive igual...


Saludos. Adrián

PD: Que conste que en ese texto de La Vida y La Bronca hay una contradicción, cuando menciona que a los homosexuales no solo se los obligo a vivir en la censura, sino que se los perseguio porque como decia Stroessner habia "que erradicar la perversión ciudadana".. . Saludos

 

Agrega Walter:

Durante la última edición del BAFICI (Festival Internacional de Cine de Buenos Aires) se exhibió una película hispano-paraguaya que trataba acerca de la persecución y tortura de homosexuales durante la dictadura de Stroessner: Cuchillo de palo... Es una película bellísima y triste, básicamente porque nada resulta ficción

No creo que se pueda conseguir ese material para la biblio-video-cd-dvd-teca de SIGLA... Pero paso la data del site:

http://cuchillodepalo.net/
Walter

 

Última actualización el Miércoles, 05 de Mayo de 2010 12:10