Sábado al atardecer, cine… Imprimir

20 centímetros

20 centímetros

 A pesar de la lluvia, una vez más, la serie “Sábado al atardecer, cine…”, que dirigen Néstor Granda y Osvaldo Sabino, tuvo una muy buena audiencia que presenció la proyección, y luego participó del debate. 

 

 

 

  En esta oportunidad nos reunimos para ver 20 centímetros, la película del director español Ramón Salazar.  El rol central es interpretado por Mónica Cervera, Adolfo-Marieta, que  lo que más desea en su destartalada vida es cortarse los 20 centímetros de pene que le sobran.

   Najwa Nimri es “La Conejo”, una prostituta que “cree que hacer la calle es una obra de teatro", como dice “La Frío” (Rossy de Palma).   Salazar retrata con realismo y mucha estética, a las chicas que hacen la calle en Casa de Campo—muchas de ellas son auténticas veteranas de la calle.  Entre los intérpretes también figuran Lola Dueñas (una impecable verdulera), la descarada Concha Galán, Pablo Puyol, que desnuda sus sentimientos y también su cuerpo—pero que ama más los 20 centímetros que a Marieta misma—y Miguel O’Doguerty, un enano que tiene un violoncello más grande que él. Episódicamente intervienen Pilar Bardem, Macarena Gómez o “La Terremoto de Alcorcón”. Durante la proyección, las sorpresas son tan constantes como las risas. La ternura que despierta el mundo interior de Marieta, une a toda la audiencia.

 

 

Si los 20 centímetros de pene que dan el nombre a este musical-drama-comedia que muestra, a través de una cámara que hurga por lugares insospechados y oc

ultos en el día a día, una mirada libre de moralismos nos permite indagar en la sexualidad de estos seres ubicados más allá de lo heterosexualmente establecido. Marieta, cada vez que duerme—y eso sucede en cualquier momento ya que sufre de narcolepsia, la enfermedad del sueño—se convierte en una estrella de musicales: canta, baila, es deseada por chicos hermosos, y es verdaderamente Marieta,20 centimetros

la misma que cuando está despierta sueña ser, después de su costosa operación de cambio de sexo.  Y, al mismo tiempo, cumple oníricamente con el deseo de cambiar su nombre en el documento de identidad. El director se vale de esta situación precisa para elaborar el contraste entre la vida en Madrid que vive Marieta, una vida oscura, reprimida, sórdida y la vida de luz blanca, de brillantes, de vestidos de diseño que vive en sus musicales soñados.

 

 

20 cent

La coreografía es pocas veces vista en una película Iberoamericana, y la elección de temas como el clásico “La vida es una tómbola”, o “Quiero ser santa”, de Alaska, "True Blue" de Madonna o "I want to break free" de Queen, elegida para terminar la película, hacen que el film logre montajes fluidos y ajustados al momento escénico.

 

 

20

 

20 centímetros es una película sobre marginales españoles, outsiders, con enano y prostituta colombiana incluida, una historia de sueños por los cuales se lucha a pesar de las adversidades.El debate, bastante profundo y, sobre todo, controversial y se extendió por más de doshoras, y luego, como de costumbre, continuó en la pizzería.

 

 

 

 

   La opinión trans

 

 

En verdad,  luego de muchas cosas extrañas, que decían tratar  nuestra temática, transexual (Ej.: Transamerica),  en este caso no vi un estereotipo heterosexual sino, por el contrario, he visto una realidad  muy próxima, donde se ve que Marieta lucha para conseguir su operación, pero también tiene sueños y ambiciones, quiere poder estudiar y trabajar sin que estén todo el tiempo identificándola con una travesti.  Se le presenta el típico problema de una trans, aparece un amor, un hombre que la ama, pero por su pene, una situación que ella odia, y que hasta utiliza para llegar a su cambio de sexo. O sea, Marieta ve que la visualizan como a una travesti ya que, por ignorancia, la mayoría de las personas—tanto homo como heterosexuales—continúan  confundiendo el concepto de travesti con el de transexual.  A pesar de la relación, que en principio le pareció positiva, ella decide dejarlo de todos  modos, una actitud obvia; ¿qué sentido tendría seguir adelante con una relación amorosa que subsistirá sólo hasta que ella alcance su operación?  La película tiene muchos otros detalles relevantes que vale la pena destacar.  En síntesis, creo que es una obra que  no tiene desperdicio...

Ariana Cano – (locutora, periodista)

 

 

 

 

 

 

Última actualización el Miércoles, 22 de Octubre de 2008 12:02