Repudio a la senadora Negre de Alonso y al Estado Sanjuanino Imprimir

En San Juan el Estado se alió a la Iglesia para perseguir y reprimir a las minorías sexuales


Buenos Aires, 25 de junio del 2010

Ayer la Policía de la Provincia de San Juan allanó sin autorización judicial un domicilio privado y secuestró los equipos de amplificación de sonido que hubieran debido servir para la marcha en apoyo del matrimonio igualitario entre personas. También el Ministerio de Educación dio asueto a los alumnos, enviándolos a sus casas con una nota en los cuadernos de comunicación en la que decía que debían acompañar a los padres a la marcha convocada por la Iglesia Católica en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo.

La Senadora por San Luis, Liliana Negre de Alonso, agradeció al gobernador Gioja su apoyo, y el gobernador dejó claro su disgusto con los diputados de la Nación que habían apoyado la media sanción a esa ley. El Foro por la Diversidad que englobaba a las organizaciones gays y lésbicas de San Juan como ACERCÁNDONOS y SIGLA SAN JUAN, junto con lugares de entretenimiento y otros sectores sociales, fue amenazado y sus integrantes recibieron e-mails y avisos incitándolos a no presentarse o a pagar con el sufrimiento de sus familias. Los representantes de la FEDERACIÓN CREFOR recibieron el mismo trato discriminatorio y mentiroso que habían recibido en Córdoba: se les respondió que sus mails no habían llegado a destino, o que habían llegado pero que un
diputado provincial los había retirado de la lista. En San Juan se sumó un vallado policial que impedía a los que deseaban hablar en favor de la ley la entrada en la Legislatura provincial. Los delegados del INADI y del Foro que lograron entrar en la sala denunciaron diversas maniobras, como responder mails diciendo que ciertos oradores que iban a hablar en favor de la modificación de la ley "no habían sido sorteados", a lo que la senadora Negre respondió simplemente negando las imputaciones. Las organizaciones de esta Federación estamos dispuestas a mostrar los correos electrónicos enviados en
tiempo y forma y las negativas contradictorias que se recibieron cuando hubo respuesta, como prueba de las manipulaciones a las que se sometió a los oradores.
Todo el proceso de gira de la Comisión de Legislación General por las provincias estuvo viciado de parcialidad y prejuicio de parte de la senadora Negre de Alonso, que terminó por desvirtuar lo poco que pudiera haber tenido su iniciativa de recolección correcta de información y la transformó en un justificativo de su accionar faccioso en pro de la Iglesia Católica y las religiones homofóbicas, que se acentuó en San Juan, donde perdió todo respeto por las formas.

Rafael Freda
Presidente de Federación CREFOR www.crefor.org.ar
Presidente de SIGLA www.sigla.org.ar
DIrector de INSUCAP www.insucap.org.ar
Buenos Aires, 25 de junio del 2010

Ayer la Policía de la Provincia de San Juan allanó sin autorización
judicial un domicilio privado y secuestró los equipos de amplificación
de sonido que hubieran debido servir para la marcha en apoyo del
matrimonio igualitario entre personas. También el Ministerio de
Educación dio asueto a los alumnos, enviándolos a sus casas con una
nota en los cuadernos de comunicación en la que decía que debían
acompañar a los padres a la marcha convocada por la Iglesia Católica
en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo. La Senadora
por San Luis, Liliana Negre de Alonso, agradeció al gobernador Gioja
su apoyo, y el gobernador dejó claro su disgusto con los diputados de
la Nación que habían apoyado la media sanción a esa ley. El Foro por
la Diversidad que englobaba a las organizaciones gays y lésbicas de
San Juan como ACERCÁNDONOS y SIGLA SAN JUAN, junto con lugares de
entretenimiento y otros sectores sociales, fue amenazado y sus
integrantes recibieron e-mails y avisos incitándolos a no presentarse
o a pagar con el sufrimiento de sus familias. Los representantes de la
FEDERACIÓN CREFOR recibieron el mismo trato discriminatorio y
mentiroso que habían recibido en Córdoba: se les respondió que sus
mails no habían llegado a destino, o que habían llegado pero que un
diputado provincial los había retirado de la lista. En San Juan se
sumó un vallado policial que impedía a los que deseaban hablar en
favor de la ley la entrada en la Legislatura provincial. Los delegados
del INADI y del Foro que lograron entrar en la sala denunciaron
diversas maniobras, como responder mails diciendo que ciertos oradores
que iban a hablar en favor de la modificación de la ley "no habían
sido sorteados", a lo que la senadora Negre respondió simplemente
negando las imputaciones. Las organizaciones de esta Federación
estamos dispuestas a mostrar los correos electrónicos enviados en
tiempo y forma y las negativas contradictorias que se recibieron
cuando hubo respuesta, como prueba de las manipulaciones a las que se
sometió a los oradores.
Todo el proceso de gira de la Comisión de Legislación General por ñas
provincias estuvo viciado de parcialidad y prejuicio de parte de la
senadora Negre de Alonso, que terminó por desvirtuar lo poco que pudiera
haber tenido su iniciativa de recolección correcta de información y la
transformó en un justificativo de su accionar faccioso en pro de la
Iglesia Católica y las religiones homofóbicas, que se acentuó en San
Juan, donde perdió todo respeto por las formas.