El largo camino a la conquista del matrimonio en estricta igualdad Imprimir

 


En 1995 Gays por los derechos civiles había intentado covencer sin exito a un diputados socialista para que presentara un proyecto de Unión Civil que reconociera derechos a las parejas del mismo sexo que desearan invocar la protección del Estado.

 

En 1998 SIGLA redacta los fundamentos del primer Proyecto que llegaría a tener estado parlamentario, se trataría de la  Ley de Unión Civil Para Parejas del Mismo Sexo (Parteneriato), que es presentado por la Diputada Laura Musa en la Cámara de Diputados de la Nación el 16 de diciembre de 1998.

En 1999 SIGLA organiza el grupo de trabajo para impulsar la Ley de Unión Civil, se mantienen entrevistas con diputados de las comisiones de Legislación General, Familia y DDHH, obteniéndose el apoyo y compromiso de 5 diputados, y con sucesivas representaciones se mantiene el estado parlamentarios del proyecto de Unión Civil Nacional para parejas del mismo sexo hasta el año 2007.

La primer gran revolución del siglo XXI sucedió en 2002, cuando dos jurisdicciones provinciales de Argentina consagraron el derecho de unión de parejas sin distinción de sexos ante el Estado: la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a partir de un proyecto de la CHA impulsado por muchas organizaciones porteñas, y la Provincia de Río Negro.  Años mas tarde se sumaron las ciudades cordobesas, Carlos Paz y Rio Negro. Esto fué un enorme espaldarazo ante la sociedad que empezó a discutir abiertamente el tema y que por fin reconoce la existencia y dignidad del vínculo entre personas del mismo sexo; pero todavía seguíamos en desventaja ante los heterosexuales unidos en matrimonio. No  podíamos ser herederos legítimos de nuestra pareja fallecida, no había patria potestad compartida de los hijos adoptados o concebidos por nuestra pareja, todos derechos que el matrimonio heterosexual tiene. Por eso era necesaria una legislación de fondo a nivel nacional.

Había enemigos poderosos: en 2003 quién pocos años después sería Papa, emitió un documento exhortando a los legisladores católicos del mundo a oponerse a los proyectos de ley de unión civil del Mismo sexo.

En 2005 España con el fuerte impulso del PSOE logra sancionar la ley de matrimonio para parejas de personas del mismo sexo.

En abril de 2007 la diputada socialista Silvia Ausburguer presenta el proyecto de matrimonio igualitario en la Cámara de Diputados de la Nación Argentina, (expediente 19907-D-2007 TP 040) y en octubre de ese mismo año un hace lo mismo la Diputada Vilma Ibarra (Expte 3218-S-2007 TP 141), meses mas tarde sería designada presidenta de la Comisión de .

La FALGBT venía impulsando fuertemente estos proyectos bajo el lema "el mismo amor, los mismos derechos con los mismos nombres" La estrategia se basó en el reclamo judicial por la denegatoria de los registros civiles a unir en matrimonio a parejas del mismo sexo, uno de los cuales llegó a la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

El 7 de noviembre de 2009 se realizó la primer reunión de diputados que trató en plenario de comisiónes de Legislación General y Familia los proyectos de Ausburguer e Ibarra. El 10 de diciembre asumían nuevos legisladores en el Congreso y el debate en comisión como el el recinto de la Cámara de Diputados quedaría para el año siguiente.

A fines de noviembre otro de los reclamos judiciales impulsados por la FALGBT llego a tener sentencia favorable a favor de la pareja y ante la falta de apelación de la Gobierno de la Ciudad de Bueos Aires, quedó firme. Paradójicamente el matrimonio se terminó celebrando en la Provincia de Tierra del Fuego ya que un juzgado nacional sentenció que el fallo del juzgado de Ciudad de BsAs era incostitucional. La Gobernadora fueguina entendió que no era así y ordenó al Registro Civil de su provincia celebrar el primer matrimonio de personas del mismo sexo de américa latina a fines de 2009.

A comienzos de 2010 SIGLA y la Federación CREFOR difunden su spot "por un bicentenario con mas igualdad"

Tras varios pronunciamientos aislados de obispos entre fines de 2009 y comienzos de 2010, la conferencia episcopal argentina se manifiesta absolútamente en contra del matrimonio civil entre personas del mismo sexo. SIGLA y CREFOR responden al episcopado con un fuerte comunicado.

En abril de 2010 se obtiene dictamen de mayoría del plenario de comisiones de Legislación General y Familia, y el 5 de mayo se obtiene la media sanción de la Cámara de Diputados de la Nación por 126 votos a favor y 110 en contra, 4 abstenciones y 16 ausentes.

En el Senado las fuerzas parecían estar aún mas parejas. Los presidentes de bloque acuerdan que el debate en el recinto se diera el 14 de Julio de 2010. La presidente de la Comisión de Legislación General, única que debería expedirse,  era una confesa integrante del Opus Dei y propuso complementar el debate en comisión con un recorrido por provincias del país para recoger la opinión de la mayor cantidad de ciudadanos posible. La propuesta fué aprobada por unanimidad pero luego de comprobarían las verdaderas y poco democráticas intenciones de la Senadora Negre de Alonso.

A comienzos de Julio SIGLA envía a los Senadores de la Nación una recopilación de documentos y pronunciamientos a favor del Matrimonio Igualitario. Previamente había hecho público un pronunciamiento sobre la trascendencia del debate que se estaba por producir en el Senado.

En la Comisión de Legislación General el 6 de Julio solo se obtienen 5 votos a favor del dictamen que apoya el proyecto con media sanción de diputados y con 9 votos se emite un dictámen que rechaza la media sanción. Antirreglamentariamente se emite un segundo dictámen a favor de un escandaloso proyecto de ley de unión civil que excluía el derecho de adopción, prohibía la inseminación artificial y incluia un clausula de objeción de conciencia para funcionarios públicos que no quisieran celebrar uniones de personas del mismo sexo.+

En la sesión iniciada el 14 de Julio la Cámara de Senadores, a las 4 de la madrugada del 15 de Julio termina rechazando el dictamen de mayoría de la Comisión de Legislación General por 33 votos a favor y 30 en contra, y en una segunda votación resulta aprobada la media sanción de diputados por 33 votos a favor, 27 en contra, 3 abstenciones y 9 ausentes.

 

Última actualización el Miércoles, 30 de Octubre de 2013 14:45